El ahorro y el Euribor

El Euribor es el tipo de interés al que un gran número de bancos europeos se conceden préstamos a corto plazo entre sí. Los bancos que toman dinero prestado a otros bancos pueden emplear dicho dinero para prestárselo a terceros. Visto así, el Euribor es el precio de compra que abona un banco para préstamos a corto plazo.

Los bancos disponen de otros modos de atraer dinero: por ejemplo, mediante la oferta de cuentas de ahorro. Si alguien abre una cuenta de ahorro e ingresa dinero en una caja de ahorros, en realidad, le está prestando dinero a la entidad bancaria.

Los tipos aplicados a las cuentas de ahorro y el Euribor

La cuantía del tipo Euribor y el interés ofrecido están estrechamente relacionados entre sí. Esto se debe a 2 motivos. En primer lugar, los bancos que componen el panel tienen la opción de tomar dinero prestado de otros bancos o de los ahorradores. El tipo aplicado a las cuentas de ahorro suele (per no siempre!) ser inferior al Euribor. La diferencia constituye el "margen del banco". Si baja el Euribor, descienden los márgenes del banco. Por ello, los bancos optarán con frecuencia por trasladar los descensos en los tipos Euribor a los intereses aplicados a las cuentas de ahorro y viceversa. Sin embargo, este proceso suele implicar cierto retraso: los intereses aplicados a las cuentas de ahorro no se modifican hasta que se produce una variación significativa en los mercados de tipos.

El Euribor es, con todo, un excelente indicador para conocer los tipos que se aplicarán a lo ahorradores.

Este sitio utiliza cookies para análisis y anuncios. Al usar el sitio, usted acepta.